¿Cómo convertirse en distribuidor de cosméticos?

Por sus beneficios, los productos cosméticos son unos de los más usados en todo el mundo. Tomando en cuenta que, en la actualidad, no solo las mujeres son quienes se preocupan por cuidar su piel, su cabello y su aspecto físico, ya que los hombres también se han sumado a estas prácticas para conservar su belleza con el paso del tiempo.

Así, por la alta demanda de esta clase de productos, son numerosas las personas que se han interesado en distribuir o vender cosméticos a fin de satisfacer las necesidades de tantas personas y del mismo modo, elevar sus ganancias día a día. Considerando que, la cosmética nunca pasa de moda y revela un consumismo constante.

Sin embargo, a pesar de su interés en este ámbito laboral, dichas personas no saben cómo iniciar un negocio de este tipo y en especial, cómo convertirse en distribuidor de cosméticos de forma acertada. A continuación, conocerás más al respecto.

 

Antes que nada, ¿Qué es un distribuidor de cosméticos?

Un distribuidor de cosméticos es un intermediario que se ocupa de organizar la entrega de productos cosméticos desde el fabricante hasta el consumidor. Este, puede ser una persona independiente o empresa y se distingue por tener la posibilidad de interactuar con grandes almacenes, depósitos o puntos de venta para así entregar los pedidos de los principales fabricantes e incluso, de los minoristas.

De esa manera, el principal objetivo de un distribuidor consiste en entregar un punto desde su punto de fabricación hasta tu punto de venta, razón por la que, también se le llama “intermediario”. Una de sus principales particularidades, es que suelen ser independientes y, por ende, no tienen lealtades con ninguna de las partes y operan como agentes libres, según sus aspiraciones y contactos.

Por lo general, los distribuidores profesionales tienen que gestionar las bases de datos de inventario de envíos y procesos, con la finalidad de anticipar cuándo las tiendas se quedan sin algunos productos. En el ámbito de la cosmética, los distribuidores deben coordinar la entregar y en ocasiones, clasificar la mercancía a la llegada y recoger los artículos discontinuados para devolverlos al fabricante.

En efecto, los distribuidores de cosméticos son una parte esencial en la venta de esta clase de artículos. Ya que, sin ellos, muchos minoristas no contarían con la posibilidad de obtener productos cosméticos para surtir su negocio y vender a sus clientes. Inclusive, sin los distribuidores, las grandes empresas tendrían más trabas al momento de realizar ventas, por la obligación de manejar múltiples clientes a la misma vez.

 

¿Dónde conseguir oportunidades de negocio como distribuidor?

Para tener más opciones u oportunidades de convertirse en distribuidor de un determinado producto o empresa, específicamente en el ramo de la cosmética, es importante saber a dónde ir en los momentos más precisos con la finalidad de buscar colaboraciones con otros distribuidores para expandirse entre sí y alcanzar muchas más ganancias.

Por consiguiente, aquí te especificamos las principales claves para encontrar oportunidades de negocio como distribuidor:

  • A través de medianas empresas que facilitan la distribución de artículos de cosmética. Junto a ellas, puedes adquirir más posibilidades para vender porque son sitios de trabajo que necesitan apoyarse en una red al no tener la capacidad de montar una estructura en cada país.
  • En ferias y convenciones sectoriales, dado que, estos sitios permiten encontrar interesantes conceptos en función de la distribución para generar ganancias.
  • Haciendo un seguimiento de la innovación sectorial en otros países; se trata de una solución que, además de permitirte ser distribuidor, te ayudará a innovar en tu zona y captar la atención del público objetivo.

 

¿Cómo contactar a la empresa elegida para ser un distribuidor de cosméticos?

Otro de los pasos imprescindibles para convertirte en el distribuidor de una marca, es contactar a la empresa de forma directa. Si apuestas por ello, las posibilidades de ocupar dicho puesto serán mayores.

Por consiguiente, si tienes la oportunidad de participar en una feria con la empresa de la que deseas exhibir el producto, opta por conversar de forma directa con sus representantes. Esto, puedes realizarlo desde el área de ventas y una vez encuentres al interlocutor, basta con mostrarte interesado por sus artículos y exhibir tus dotes como distribuidor para que pongan la atención en ti.

Pero, en caso de que sea una empresa que conseguiste tras investigar el mercado de la cosmética, lo más indicado consiste en obtener toda la información posible y buscar un contacto vía telefónica o email con el departamento comercial. Esto no es difícil mientras las empresas se encuentren enfocadas en vender y expandir su negocio.

Ahora bien, al presentar tu plan de negocio, en cualquier caso, lo más idóneo es que optes por prepararlo antes. Es decir que, debes presentar todo el proyecto de distribución que podrás encomendar y realizar para así garantizarle buenos beneficios a la empresa e incluso, a ti al mismo tiempo. Esto, puedes hacerlo por medio de un exhaustivo estudio de mercado junto con estimaciones de venta realistas que ostenten el potencial del mercado español y en base a ello, enseñar la mejor opción de distribución.

 

Los puntos clave del contrato para convertirse en distribuidor de una empresa de cosméticos 

Si la empresa se interesa por tu plan de negocio, antes de llegar a un acuerdo entre ambos, es relevante que negocies algunos puntos clave que deben plasmarse en tu contrato como distribuidor de la marca y/o del producto. Dichos elementos, son:

  • La exclusividad: Con tu propuesta de distribuidor, lo ideal es que busques ser el único de la empresa para el territorio español. Destacando que, si logras esta exclusividad, podrás apoyarte de otros distribuidores a tu mando para obtener más ganancias y así, realizar más ventas en pro de superar las expectativas de la compañía.
  • El tipo de relación comercial: Ten presente que, no es lo mismo ser un representante comercial que un distribuidor. En el primer caso, simplemente trabajarás por comisión y tienes que seguir la política comercial de la empresa de origen. Mientras que, ser un distribuidor significa comprar los productos de la empresa y tener la libertad total sobre como llevas tu negocio (dependiendo de las normas puntualizadas con el proveedor).
  • Los objetivos de ventas: Para no decepcionar a la empresa o marca en cuestión, tienes que negociar el objetivo de venta más bajo posible. De esta forma, no correrás el riesgo de que subestimen tu profesionalismo y en su lugar, tendrás mayores opciones de sorprender a la marca positivamente.
  • Los precios: Otro de los elementos más vitales para poder ser un buen distribuidor de cosméticos, radica acordar un precio con la empresa que te ayude a ganar dinero o, en otras palabras, asegurar óptimos márgenes de ganancia. En este caso, es esencial estudiar a la perfección tu plan de negocio para luchar por los precios más competitivos que deseas obtener.
  • Los costes de marketing y ventas: Por naturaleza, cualquier acción comercial o de marketing que realices al promocionar los productos de la marca, beneficiará a la misma a corto, mediano o largo plazo. En efecto, te recomendamos puntualizar que dicha empresa participe en el esfuerzo comercial para que ambos resulten exitosos.

Una vez acuerden todos los puntos señalados anteriormente, podrán construir en contrato que prometa favorecer ambas partes. Tomando en cuenta que, además de esos elementos clave, resulta apropiado añadir algunas cláusulas de utilidad que sean favorables y beneficiosas. Esto, es idóneo realizarlo junto con un abogado especializado.

Entre esos elementos favorables e importantes, destacamos los siguientes:

  • Las condiciones financieras: Esto hace referencia a los plazos de pago que, por encima de todo, deben ser flexibles.
  • La duración del contrario: Como todo acuerdo, se debe especificar una fecha de finalización y al momento de elegir alguna, lo más pertinente es optar por un acuerdo permanente. En caso de no ser posible, lo mejor será renovarlo antes del vencimiento.
  • Las condiciones de salida: El hecho de incumplir ciertas condiciones le permite a cualquier parte rescindir del contrario. Por ello, es bueno intentar introducir alguna condición para poder romper el acuerdo, en caso de presentarte alguna situación desfavorable.
  • El procedimiento de post venta: No olvides detallar acuerdos de importancia sobre este procedimiento, en especial, para cuando los productos estén defectuosos de fábrica.

 

El reto comienza después de convertirse en distribuidor de una marca

Una vez hayas logrado postularte y designarte como el distribuidor de una marca o empresa, es cuando comienza el verdadero reto para cumplir con tu plan de negocio, satisfacer las expectativas de la empresa y mostrar tu profesionalismo, eficiencia y exclusividad. Por esta razón, es oportuno realizar las siguientes acciones después de transformarte en distribuidor:

  • Óptimas estrategias de comunicación: Necesitas crear una política de comunicación de calidad, en función de los cosméticos que vas a distribuir. Ya sea con publicidad clásica (en radio, televisión o prensa) o a través de una estrategia basada en líderes de opinión, influencers y/o redes sociales.
  • Establecer buenos procedimiento y prácticas en relación con la empresa: Tras firmar el contrato con la empresa, es importante definir procedimiento y practicas eficientes para funcionar de manera ágil y efectiva a fin de mostrar los mejores dotes de distribuidor ante la marca.
  • Pasar por procesos de ensayo y error hasta encontrar la clave: Como en todo proceso, es común que existan dificultades o fricciones por ambas partes. Pero, esto te permitirá experimentar procesos de ensayo y error con los que será más sencillo precisar tus acciones comerciales para lograr buenos resultados y al mismo tiempo, mejorar la relación con la empresa.

 

Caso de éxito real: 500Cosmetics

La compañía española creada en el 2004, hoy en día, es líder en la fabricación y distribución de productos cosméticos de gran calidad. La cual, a lo largo de los años, se ha caracterizado por brindar diversas soluciones con el objetivo de satisfacer las necesidades de sus clientes en términos de salud, belleza y bienestar. Sumado a esto, es reconocida por su solidez y experiencia en el ramo de la belleza tanto en España como a nivel mundial.

Ahora bien, su principal filosofía se basa en ofrecer eficacia e innovación en términos de estética y salud, adaptándose a los requerimientos de sus clientes en todo momento. Tomando en cuenta que, además de ser una tienda online de gran calidad, también se ha enfocado en proporcionar buenos precios para servir como uno de los mejores distribuidores de productos cosméticos en España.

Cabe destacar que, para incrementar su popularidad, la empresa ha apostado por vender productos cosméticos naturales que, aparte de beneficiar la piel y el cuidado del cabello, también actúan sosteniblemente para resguardar el medio ambiente y generar un impacto positivo en el planeta. Esta, fue una de sus ideas más novedosas para captar la atención de un mayor público y poder expandirse.

Por si fuera poco, a través de su modalidad de dropshipping con la que ayuda a muchos emprendedores a iniciar su negocio de cosmética, también ha logrado ponderarse como una óptima opción cuando de proveedores de este tipo de artículos se trata. Tomando en cuenta que, garantiza beneficios basados en minimizar la inversión inicial y los gastos, para adquirir ganancias con mucha más facilidad. Sobre todo, por sus constantes descuentos y sus tiempos de entrega bastante eficaces.

 

Breve resumen para convertirse en el mejor distribuidor de un producto…

  • Analiza el mercado para ubicar a las marcas de cosmética más reconocidas y de calidad.
  • Concreta como puedes establecer un contacto directo con la marca o empresa que te llame más la atención para crear una alianza.
  • Prepara un plan de negocio convincente que capte la atención de la empresa y garantice una eficiencia real.
  • Define buenas condiciones de distribución que te permitan trabajar con total libertad para asegurar óptimos resultados.
  • Negocia la exclusividad con la marca y empresa, para así muchas más oportunidades de producir empleo y ganar dinero.
  • Busca ayuda profesional por parte de un abogado para construir un contrato concerniente en pro de tus objetivos y metas.
  • Cuida la relación con el proveedor en todo momento para adquirir resultados positivos, garantizar profesionalismo y beneficiarte de una excelente alianza.

 

 

 

Deja un comentario